Cinco consejos para aprender a gestionar mejor el tiempo

Publicada en Publicada en Consejos profesionales, Motivación

“De lo único que no puedes conseguir más en esta vida, es de tiempo, así que organiza bien el que tienes”. Esto le dijo a Alexa Von Tobel su mentor, y lo vio tan claro que decidió dedicar su vida a ello. Hoy es la fundadora y CEO de LearnVest.com, una página web sobre planificación financiera personal y profesional con la intención de ahorrar a sus clientes el tiempo que dedican a estas tareas.

En estos tiempos tan convulsos es difícil mantener la planificación de un horario estricto, pero Von Tobel propone en el portal Inc. algunos consejos para crear buenos hábitos que pongan a nuestra disposición más tiempo.

1. Planea tus tareas en bloques de quince minutos. La mayoría de gente piensa en términos de media hora, pero muchas de las tareas para las que reservamos duran menos, y no hay más tiempo perdido que el que queda libre ente tareas. Además, esto permite acortar reuniones que requieren menos tiempo del que se les dedica. Por supuesto hay tareas que requieren más de 15 minutos, pero entonces piensa que necesitan dos bloques, tres, cuatro, pero de 15 minutos.

2. Dedica tiempo a actualizar tu lista de tareas pendientes. Dedica un momento a organizar tu lista de tareas pendientes, esto evitará que olvides algunos ítems pero también que veas cuáles son los que más requieren tu atención. Entiende la diferencia entre importante y urgente, y prioriza aquello que necesitas solucionar con urgencia. Además, puedes destacar lo más importante separándolo por los distintos ámbitos de tu vida: en el trabajo, en casa, o relacionadas con alguna otra actividad que hagas.

3. Organiza bien tu calendario (y el de los demás). Además de tu lista de tareas pendientes, aprende a organizar tu calendario, si es necesario, ten tantos calendarios como aspectos distintos de tu vida quieres organizar. Puedes utilizar distintos colores, distintos símbolos, cualquier diferenciación que te ayude a establecer un orden. En caso de que tengas personas bajo tu responsabilidad, descubre también en qué manera puede ayudarte a aligerar tu calendario, y aprende a delegar tareas.

4. Nunca te reúnas un lunes por la mañana. Los lunes por la mañana modifican nuestro carácter, para bien, o para mal. Hay quién no tiene ganas de trabajar y sólo espera que llegue el martes, pero también hay quien consigue sus momentos de máxima concentración tras el descanso del fin de semana. En los dos casos, es mejor dedicarse a tareas personales y dejar el trabajo en equipo para el resto de la semana.

5. No pierdas tiempo en el trabajo. Contestar correos a tus amigos en el trabajo o chatear en Facebook, cuando tienes mucho trabajo, solo hará que salgas más tarde. Mezclar tareas juega en tu contra especialmente cuando tienes el calendario tan apretado. Puedes reservar un bloque, por ejemplo en tu momento menos productivo del día, para hacerlo, pero no salgas de esa estructura. Es la manera más fácil que tienes a tu disposición de no tener que trabajar en tu tiempo de ocio.

Fuente: Equipos y Talento

Deja un comentario